Los muros verdes, también conocidos como muros ecológicos de tierra, son taludes compactados y armados con geomalla de alta durabilidad, que resisten muy bien la tracción y al deslizamiento, lo que permite que pueda revegetarse la parte frontal, de manera que quedan protegidos de la erosión.

Estas geomallas que los componen presentan distintas resistencias a la tracción según lo requiera cada tipo de muro y las necesidades del cliente. Están compuestas por filamentos de poliéster de tenacidad alta y están recubiertas por una capa de P.V.C. que las protege. La resistencia mecánica puede variar por ejemplo de entre 20KN/m a 200KN/m en sentido longitudinal y de 20KN/m hasta  110KN/m en sentido transversal.

Los frontales también pueden estar reforzados con enrejados metálicos, en algunos casos incluso pueden estar protegidos por un refuerzo exterior de malla hexagonal de triple torsión, que se confecciona con alambre de acero galvanizado y revestido de P.V.C.

Esto nos permite levantar estructuras sin límite de altura con una pendiente variable con inclinación máxima de 80º. Así obtenemos unos resultados de  alto rendimiento y un bajo impacto visual, manteniendo así un equilibrio ecológico con el entorno. Un tipo de sistema que recomendamos especialmente para zonas que necesitan obras de bajo impacto  ambiental o también regiones en las que sea escasa la piedra, ya que son sistemas muy versátiles.

Composición:

Enrejado metálico con mallas hexagonales de Triple Torsión de tipo 8×10 galvanizado Galmac Plus® (Zn90AI10 y unas adiciones de Lantanio y Cerio) y revestido con P.V.C. gris. Diámetro de 2,70/3,70 mm para el sistema estándar y diámetro de 2,20/3,20 mm para el sistema ligero. El parámetro del sistema estándar para medios secos está formado por una manta orgánica de fibra de coco reforzado con malla plástica de función anti-erosión mientras que el sistema estándar para medios húmedos está formado por una geomalla en polipropileno.


Ventajas

  • – Facilidad de vegetación del paramento exterior cuando las condiciones climáticas lo permiten
  • – Flexibilidad que garantiza a la estructura la capacidad de absorber los asentamientos diferenciales del terreno manteniendo su integridad.
  • – Permeabilidad del paramento externo que garantiza el drenaje del terreno
  • – Simplicidad contructiva. Posibilidad de no usar piedra
  • – El paramento externo y la armadura de refuerzo constituyen una única estructura continua y se fabrican in situ a medida, excluyendo toda operación de corte y montaje de la misma en obra
  • – Especiales características de fono-absorbencia del paramento externo
  • Seguridad estructural en caso de incendio en las proximidades de la estructura

Normas

Cumplen la norma UNE-EN 10223-3/1998 “Malla hexagonal de acero para aplicaciones industriales”. Los alambres utilizados cumplen UNE-EN-10244-2 ó BS 443 para el recubrimiento de Zinc/Aluminio.